hoyporhoy

Temas:

El drama humano de la población venezolana, obligada a migrar para sobrevivir, tiene serias consecuencias sobre las capacidades de los países vecinos de ofrecer una atención humanitaria a los recién llegados. El organismo Human Rights Watch presentó un informe sobre las condiciones de vida de los venezolanos desplazados, que se han trasladado a un estado fronterizo de Brasil. A pesar de las extremas condiciones en las que deben habitar en los poblados brasileños, la diáspora venezolana supera de esta forma las carestías de alimento, medicina y empleo, causadas por el gobierno de Nicolás Maduro. Como si el solo argumento de solidarizarnos con un hermano pueblo oprimido no fuera suficiente para impulsar una diplomacia de la decencia, tenemos el argumento de la crisis humanitaria que se puede causar si Venezuela colapsa. La Unión Europea, una entidad con muchos más recursos e instituciones que Panamá, implosiona ante la oleada migratoria de millones de refugiados sirios y del África subsahariana. Venezuela es un Estado fallido, y nuestros gobernantes deben entender que su silencio cómplice no ayuda a ese pueblo sufrido, y más temprano que tarde nos pasará una factura costosa en vidas humanas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Visto Nuevo Comentado

Newsletter