hoyporhoy

Temas:

Como dos fieras salvajes que se disputan un mismo territorio, Corea del Norte y Estados Unidos miden su poderío y se muestran los colmillos bélicos. Han transcurrido casi 55 años desde la crisis de los misiles de Cuba, cuando el mundo estuvo, por última vez, ante una amenaza nuclear. Entonces como ahora los fanáticos y los dogmáticos tuvieron que ser puestos a un lado para que la diplomacia salvara al planeta, pero Donald Trump no es John F. Kennedy. En todo este drama internacional, hay un país que se ha beneficiado de su silencio y complicidad con la dinastía de tiranos que ha gobernado a Corea del Norte. Esa nación es China. A su gobierno, como bien lo han reconocido, le corresponde la responsabilidad moral y política de desalentar el comportamiento siniestro de su aliado, quien debe entender que todos perdemos si hay una carrera armamentista. Qué pena que a estas alturas de la civilización humana, cuando ya hemos visto el alcance destructivo que tienen las armas nucleares, todavía el mundo se enfrente a la posibilidad de una bomba atómica. Al igual que en el pasado, el diálogo sigue siendo la mejor solución.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Visto Nuevo Comentado

Newsletter