INNOVACIÓN

Adiós corrupción; hola ‘blockchain’

Temas:

En los inicios de la década de 1990, con el lanzamiento de internet, la gente pensaba que era algo relativo a algunos locos con sus computadoras y ni siquiera aceptaban pensar y aceptar a la red de redes. Hoy día nadie, incluso aquellos que no la usan o la usan poco, puede imaginar sus vidas sin internet, desde las comunicaciones baratas hasta reserva de hoteles, pasajes o la banca online. Ni pensar lo útil que les resulta a los estudiantes recursos como Google o Wikipedia.

Ahora mismo, una revolución más radical y poderosa que internet nos está tocando las puertas, y esta es la tecnología blockchain. Si bien puede ser un poco difícil de entender, ya que mucha gente está atrapada en confiar en los sistemas que conoce, blockchain tiene el potencial de hacernos repensar cómo elegimos gobierno, compramos casas, enviamos dinero, invertimos, y cualquier otra actividad que requiera una autoridad central o certificadora para brindarnos la confianza en la transacción.

Es solo cuestión de tiempo antes de que blockchain logre la adopción masiva. Por ahora, me voy a concentrar en la corrupción, denominador común en la mayoría de naciones en vías de desarrollo. La corrupción es endémica en todos los niveles, ya sea de gobierno a gobierno, de gobierno a empresas, de gobierno a individuos, de empresas a empresas, o de empresas a individuos. La tasa de impunidad es alarmante y vergonzante. Los registros públicos son fáciles de falsificar; en las compras públicas, unos pocos funcionarios y empresas se unen para defraudar al Estado sin dejar rastros o, luego del juicio, salen sonrientes a disfrutar de la libertad con los bienes mal habidos.

Las tres ventajas distintivas del sistema blockchain son la arquitectura distribuida, la inmutabilidad y la transparencia, que pueden contribuir a combatir el fraude y la corrupción en los sectores públicos.

Blockchain podría ser utilizado para llevar a cabo muchas funciones del regulador tradicional y asegurar a los ciudadanos que los políticos no están malgastando el dinero de los contribuyentes.

Las instituciones pueden utilizar blockchain como medio para combatir la delincuencia financiera, como el blanqueo de dinero y el seguimiento de cualquier fondo transferido para actividades criminales. Con el uso de la tecnología, todas las transacciones son registradas sin manipulación, lo que fortalece la transparencia.

Blockchain es un libro (ledger) distribuido que permite a las personas realizar transacciones directamente entre sí, sin un intermediario, como son los bancos. Los registros se almacenan públicamente en una red de dispositivos personales y pueden ser “vistos” por cualquier usuario. Cada transacción establece un “bloque” en la “cadena” para que todos lo vean. Los bloques no pueden ser falsificados o cambiados. Esto es muy diferente a como lo hacemos hoy.

Si el gobierno decide implementar la tecnología blockchain, “todas las transacciones tienen que pasar por el proceso de aprobación pública”. El público tiene “poder ”para validar una transacción. Posteriormente, si se aprueba, será visible en el libro mayor público. La gente sabría inmediatamente cuándo se tomó una acción en el gobierno. También serán capaces de verificar si la transacción era de negocios reales del gobierno o es corrupción. Esto haría que la corrupción sea algo difícil de mantener en secreto, ya que los libros de contabilidad pueden ser analizados por cualquier participante. Toda la idea de blockchain es tener todos los registros abiertos al público.

Blockchain puede resolver uno de los mayores obstáculos del progreso en los diversos países: asignación presupuestaria y gastos. Con blockchain podemos tener un registro preciso, transparente e impecable del dinero. Imagine un Panamá en el que pueda ver los recursos públicos moviéndose en tiempo real.

El Registro Público, las SA, naves, inmuebles, deberían ya mismo estar estudiando la adopción de blockchain; lo mismo la ZLC para todo el proceso comercial.

En Panamacompras es absolutamente necesario que cualquier cambio a realizarse sea pensando ya en la implementación de blockchain con contratos inteligentes.

Distributed Ledger Technology (DLT) o blockchain, estas nuevas tecnologías de autenticación vía algoritmos y mecanismos de consenso sin acción humana involucrada, están creando un nuevo mundo, un sistema transparente para, entre otros, combatir la corrupción. ¡Hola blockchain!

El autor es gerente en Goethals Consulting

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Visto Nuevo Comentado

Newsletter