Cultura

Fragmentación citadina

La exposición Resistencia Blandengue permite explorar de forma visual la función del tejido perecedero añadido a las obras centrales en la urbe.

Temas:

Fragmentación citadina Fragmentación citadina

Fragmentación citadina

Fragmentación citadina Fragmentación citadina

Fragmentación citadina

Fragmentación citadina Fragmentación citadina

Fragmentación citadina

Resistencia Blandengue, la nueva exhibición que alberga el Centro Cultural de España-Casa del Soldado en Casco Antiguo consiste en la fijación de elementos de perfil orgánico, inestable, perecedero, necesitado de los afectos y del movimiento para existir, los cuales pululan adheridos a las edificaciones de la ciudad.

Para llegar a identificar estos elementos estériles pero necesarios para el confort de sus usuarios, un grupo de artistas se lanzó a investigar sobre estas “formas no tan agraciadas” que se añaden a la arquitectura y que en lenguaje técnico se le conoce como prácticas “pellejiles” o “pellejos”.

La investigación estuvo a cargo, mediante una residencia artística, de la firma madrileña Langarita-Navarro, el artista radicado en México y Barcelona, Jerónimo Hagerman, y de la colaboración logística del Espacio de Arquitectura Junta de Panamá. El proyecto fue apoyado por Acción Cultural Española AC/E y su curadora fue Luisa Fuentes Guaza.

Debido al vaivén que sufren los elementos “pellejos”, puesto que desaparecen o reaparecen según las necesidades en un espacio determinado, los artistas quisieron darle un reconocimiento en esta muestra.

Los “pellejos” no existen entre modelos normativos, ni son dignos para el archivo y memoria entre los tratados de arquitectura, pero ahora son motivo de inspiración en el campo artístico.

El grupo creó el blog www.pellejos.net, donde va armando el rompecabezas e ilustrando los rasgos que definen visualmente los elementos “pellejos” insertados en la álgida ciudad de Panamá, que experimenta el boom inmobiliario.

El grupo de expertos salió a la caza de los “pellejos” o arquitecturas de degradación rápida en incursiones al campo urbano realizadas del 19 al 25 de marzo.

Posteriormente, a la Casa del Soldado la modificaron temporalmente con algunos de esos elementos “pellejos”, resultado de la investigación in situ.

VEA: Elogio a la arquitectura efímera

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter