[BRASIL]

Condena de Lula abre campaña

Con el expresidente fuera de juego, la sed pública por un candidato más histriónico y antisistema podría alentar a dos ‘outsiders’, advierten analistas.

Temas:

Luiz Inácio Lula da Silva. Luiz Inácio Lula da Silva. Expandir Imagen
Luiz Inácio Lula da Silva. AP/Archivo

La condena por corrupción contra el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, favorito para las elecciones del próximo año, abre la puerta a la posibilidad de que un político no tradicional asuma el poder en el mayor país de América Latina, dijeron analistas. Lula, un gigante de la escena política que gobernó Brasil entre 2003 y fines de 2010, ha dicho que aspira a un nuevo mandato en los comicios de 2018.

Pero si una apelación mantiene la sentencia en nueve años y medio, el fundador del Partido de los Trabajadores quedará impedido de postular a cargos públicos por ocho años tras cumplir la condena a prisión. Lula, de 71 años, es parte de las élites derribadas por un enorme escándalo de corrupción que golpeó la economía, enlodó a los mayores partidos y profundizó la desconfianza en la clase política. Los votantes enfurecidos ahora buscan a alguien que los saque del caos. “Brasil está ahora tan polarizado como Estados Unidos", dij Carlos Melo, analista político en la escuela de negocios Insperen Sao Paulo. “Si Lula no está, sin duda que se abrirá la puerta a un líder emocional que no sea del sistema político tradicional, un poco como el presidente Trump de Estados Unidos”, añadió.

El juez Sergio Moro declaró a Lula culpable de aceptar 1.15 millones de dólares en sobornos de la firma de ingeniería OAS. Según los fiscales, ese es el monto que la compañía gastó en reformar un apartamento en la playa para Lula a cambio de su ayuda para obtener contratos con la estatal Petrobras. OAS era parte de un cartel de proveedores que, según los fiscales, desvió miles de millones de dólares de Petrobras a través de contratos inflados y canalizó parte de esos recursos a políticos y partidos. Varios ejecutivos de OAS ya fueron encarcelados por Moro, el estricto juez que lidera la llamada operación Lava Jato. Los abogados del expresidente dicen que es inocente y que la condena obedece a razones políticas. Lula seguirá en libertad a la espera de la apelación, un proceso que puede tomar al menos ocho meses. “Este fallo motivado políticamente ataca el Estado de derecho, la democracia y los derechos humanos de Lula”, escribió su defensa en una declaración divulgada por correo electrónico.

A pesar de sus problemas judiciales, Lula sigue siendo el político más popular de Brasil y ha mantenido una base de fieles partidarios. Como presidente, canalizó recursos de un auge de las materias primas hacia programas sociales que ayudaron a sacar a millones de la pobreza. Recientes sondeos de la encuestadora Datafolha señalan que en un eventual balotaje el próximo año, Lula derrotaría a todos sus rivales, excepto a la ambientalista y dos veces candidata presidencial Marina Silva, con quien está en empate técnico. Pero si Lula no consigue ser candidato, y con un 20% del electorado indeciso, la elección está abierta. Aun cuando Silva tiene buen desempeño en los sondeos, Melo y otros observadores políticos dudan que pueda ganar, en parte porque sus campañas han carecido de los discursos encendidos y la cuota dramática necesaria para atraer a muchos votantes.

La sed pública por un candidato más histriónico y antisistema, dijo Melo, podría alentar a dos outsiders: Ciro Gomes, un exgobernador, ministro y legislador afiliado al Partido Democrático Laborista y Joao Doria, el rico empresario alcalde de Sao Paulo y expresentador de la versión brasileña del programa de televisión The Apprentice. A pesar de su larga carrera política, Gomes podría mostrarse como un candidato antigobierno.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter