VENEZUELA

TSJ da facultades ilimitadas a Maduro

A través de un fallo, la Sala Constitucional deja al presidente Maduro en libertad de modificar leyes penales y desconocería la inmunidad legislativa.

Solicitarán evaluar a Almagro

Temas:

Delcy Rodríguez, canciller de Venezuela. Delcy Rodríguez, canciller de Venezuela. Expandir Imagen
Delcy Rodríguez, canciller de Venezuela. Juan Barreto

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) calificó ayer como un “duro golpe” a la democracia la nueva sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que declaró la “nulidad”, por “inconstitucionalidad”, del acto parlamentario aprobado por la Asamblea Nacional el 21 de marzo de 2017, y denominado “Acuerdo sobre la Reactivación del Proceso de Aplicación de la Carta Interamericana de la OEA, como mecanismo de resolución pacífica de conflictos para restituir el orden constitucional en Venezuela…”.

La sentencia 155, que responde a un recurso de nulidad interpuesto por el diputado oficialista Héctor Rodríguez, también decreta una serie de medidas cautelares, entre las que se encuentran una orden al presidente Nicolás Maduro para que ejerza “las medidas internacionales que estime pertinentes y necesarias para salvaguardar el orden constitucional (...) y para garantizar la gobernabilidad del país, tome las medidas civiles, económicas, militares, penales, administrativas, políticas, jurídicas y sociales que estime pertinentes y necesarias para evitar un estado de conmoción; y en el marco del estado de excepción –prorrogado nuevamente el pasado 13 de marzo– y ante el desacato y omisión legislativa continuada por parte de la Asamblea Nacional, revisar excepcionalmente la legislación sustantiva y adjetiva (incluyendo la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, la Ley Contra la Corrupción, el ‘Código Penal,’ el ‘Código Orgánico Procesal Penal’ y el ‘Código de Justicia Militar’–pues pudieran estar cometiéndose delitos de naturaleza militar–), que permita conjurar los graves riesgos que amenazan la estabilidad democrática (...)”.

Según la MUD, “es mentira” que el TSJ emita órdenes a Maduro: “por el contrario, sin dudas este fallo [fue] ordenado por Maduro”. También denuncia que la sentencia “insta al presidente a desconocer la inmunidad parlamentaria prevista en el artículo 200 de la Constitución, cuyo fin es, precisamente, proteger a los diputados de los ataques del Gobierno y por tanto asegurar su representación al pueblo soberano que los eligió”.

El comunicado señala que se trata de una “nueva manifestación del estado de anormalidad constitucional que ha permitido la complicidad entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial para atentar contra el poder público de mayor representatividad democrática”.

La MUD aseguró que no están dispuestos a reconocer ni asumir el fallo.

Enrique Aristeguieta, presidente del nuevo movimiento opositor Gran Alianza Nacional (GANA), reaccionó a través de Twitter: “Ninguna norma constitucional faculta al mal llamado TSJ a tomar las decisiones que anunció. Es el golpe final contra la democracia”. Y añadió: “Todo cuanto el usurpador y sus cómplices del supuesto TSJ decreten, decidan o acuerden son absolutamente nulos y no deben ser acatados”.

Mientras, el constitucionalista venezolano José Vicente Haro calificó de exorbitantes e ilimitadas las facultades que la sentencia da a Maduro. En entrevista con Globovisión, dijo que lo más grave es que la Sala Constitucional lo habilita para reformar una serie de leyes penales, a pesar de que la Constitución establece en el artículo 203 que solamente a través de ley habilitante aprobada por la Asamblea es que puede habilitarse a Maduro a dictar decretos leyes.

“Con esta sentencia prácticamente se le están arrebatando todas las funciones legislativas al Parlamento”, apuntó.

Solicitarán evaluar a Almagro

Venezuela pedirá evaluar la actuación y apego a las normas del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, anunció ayer la canciller Delcy Rodríguez.

La decisión ocurre tras el debate que se dio la víspera en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente, que llevó a la mayoría de sus 34 miembros a emprender acciones para revisar la situación de Venezuela. Rodríguez también anunció que Venezuela enviará notas de protesta a un “grupo minoritario de gobiernos”, que hicieron “acusaciones muy graves” contra el país durante la sesión extraordinaria. Sin mencionar nombres, la canciller fustigó a los países que se pronunciaron contra la crisis y dijo que los rige la “inmoralidad” y la “hipocresía” y los instó a rectificar sus posturas.

Rodríguez insistió en que Caracas salió victoriosa de la reunión.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter