EDUCACIÓN. COLABORACIÓN, propulsor de LAS CIENCIAS ESPACIALES.

Olímpicos de los astros

La Senacyt lanzó ayer la primera edición de las Olimpiadas Panameñas de Ciencias Espaciales, para estudiantes de segundo a doceavo grado.

Inscripciones para las pruebas

Temas:

. El astronauta Jon McBride compartió sus experiencias con estudiantes y recalcó la importancia de trazarse metas, estudiar y practicar para lograrlas. . El astronauta Jon McBride compartió sus experiencias con estudiantes y recalcó la importancia de trazarse metas, estudiar y practicar para lograrlas. Expandir Imagen
. El astronauta Jon McBride compartió sus experiencias con estudiantes y recalcó la importancia de trazarse metas, estudiar y practicar para lograrlas. Ricardo Iturriaga

Jon McBride ha visto 16 amaneceres y 16 atardeceres en un mismo día. Durante ocho días y medio, mientras orbitaba la tierra, cada segundo, se desplazaba 10 kilómetros. En esa misión, pudo apreciar 133 amaneceres y 133 ocasos de sol.

“Fue una maravillosa experiencia. No hay nada similar a ver la Tierra desde el espacio, ver 2 mil kilómetros en todas las direcciones”.

En su primera visita a Panamá, el astronauta estadounidense se dirigió ayer a un grupo de estudiantes en el auditorio del Centro Tupper del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, (STRI) para contarles un poco sobre sus vivencias y despertar en ellos el deseo de superación y el interés por las ciencias espaciales, con motivo del lanzamiento de las primeras Olimpiadas Panameñas de Ciencias Espaciales (Olipace).

Estas Olimpiadas tienen el objetivo de promover el desarrollo de competencias en las áreas de matemáticas, física, astronomía, astronáutica y otras, a través de los clubes de ciencia en escuelas oficiales y particulares del país. Habrá dos fases, una de pruebas y otra de retos, que incluirá problemas científicos, observaciones astronómicas, programación y otras actividades. Ya está habilitado el sitio cosmos.senacyt.gob.pa para inscribirse.

Durante el lanzamiento, el director de STRI, Matthew Larsen, la asesora de aprendizaje de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt), María Heller, y el Dr. Rodney Delgado, director del observatorio astronómico de Panamá, destacaron la importancia de la colaboración entre disciplinas para el avance de las ciencias espaciales.

“En STRI hemos trabajado con Erika Podest, física panameña en la NASA, que usa satélites de observación para estudiar el cambio climático. Otro científico, Milton García, toma fotos del bosque tropical con drones y usa esos datos con otros, satelitales, para entender mejor la deforestación. Nada de esto sería posible sin un equipo de personas de diferentes países y disciplinas, y de la comunidad, motivados por su curiosidad”, señaló Larsen.

“Algunos de ustedes ya han participado en olimpiadas de física, actividades de robótica y otras. Esperamos que algunos vayan encontrando uno de estos caminos”, dijo Heller. “Senacyt apoya, a través de becas, junto con el Instituto para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos (Ifarhu), la Embajada de Estados Unidos, la Embajada de Israel y la Embajada de la Federación Rusa. Los invitamos a revisar las páginas web y que vean las oportunidades que hay, pero pensando en volver a Panamá, para que el país vaya creciendo en ciencia y tecnología”.

‘ESTUDIEN Y PRACTIQUEN’.

Entre fotos y anécdotas, McBride, jefe de astronautas del Kennedy Space Center Visitor Complex, le habló a la audiencia de la carrera espacial en la década de 1960. De los cosmonautas rusos Yuri Gagarin, el primer hombre en el espacio, y Aleksei Leonov, el primero en caminar en el espacio. De la “gaviota”, Valentina Tereshkova, la primera mujer que fue al espacio.

De sus compatriotas astronautas, Alan Shepard y John Glenn; de los programas espaciales Mercury y Gemini. De cómo, en 1975, en plena época de la guerra fría, dos naciones se encontraban juntas por primera vez en el espacio, en una alianza entre la misión Apolo y el programa Soyuz. De los transbordadores y los efectos de la ingravidez.

Siempre le gustaron los aviones y el espacio y se enfocó en eso desde joven. Se convirtió en piloto del Navy y en 1976, cuando la NASA buscaba pilotos para una “nueva nave” (el transbordador), y él estaba preparado. Entre 80 mil solicitantes y tras un largo proceso, la NASA invitó de 10 a 15 pilotos al centro espacial Johnson, en Houston, para hacer unas evaluaciones. Finalmente, escogieron la primera promoción de astronautas para el shuttle o transbordador. Y McBride era uno de ellos.

Otros 20 invitados eran científicos: astrónomos, oceanógrafos, ingenieros con títulos de doctorado. “Como ven, la educación es lo más importante”, dijo.

Pero eso no significaba que iba a volar enseguida. Debía pasar unos cuatro años en entrenamiento.

“Vengo de un pequeño pueblo de West Virgina y me convertí en astronauta. Si yo pude, ustedes también”. Y les repetía a los estudiantes, como un mantra: “estudien, estudien, estudien. Practiquen, practiquen, practiquen”.

Inscripciones para las pruebas

La Dra. Madelaine Rojas, coordinadora de proyectos de la Senacyt, detalla que inscribirse en las pruebas de las Primeras Olimpiadas Panameñas de Ciencias Espaciales (Olipace) no tiene costo. Solo hay que prepararse con el temario, ingresar en el sitio cosmos.senacyt.gob. pa, e indicar la infoplaza más cercana donde van a asistir a hacer el examen entre el 26 de septiembre y el 3 de octubre.

“Con eso, tendremos una estadística”, dijo Rojas, quien estudió astronomía.

Los alumnos con mejores resultados serán convocados para hacer observaciones astronómicas. “En la época seca, podremos hacer talleres para prepararlos. Dependiendo de las regiones educativas donde haya mayor población, los talleres abarcarán astronomía, matemáticas, física, observaciones, localización de astros”. También habrá una fase de retos. Los cinco estudiantes con mejores resultados representarán a Panamá en las Olimpiadas Latinoamericanas de Astronomía y Astronáutica, que se realizarán en octubre de 2018 en Paraguay.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter