DELACIONES PREMIADAS

Odebrecht donó a campaña de 'Mimito' Arias 16 millones de dólares

Los directores de la campaña electoral de José Domingo Arias revelaron cómo se manipularon los fondos aportados.

Investigación realizada en conjunto con IDL-Reporteros.

Panamá investiga el caso

Temas:

El expresidente Luis Inácio ‘Lula’ da Silva inauguró, junto al expresidente Ricardo Martinelli, la cinta costera 2 el 20 de mayo de 2011, proyecto de Constructora Norberto Odebrecht. Junto a Lula, André Rabello, de Odebrecht Panamá. El expresidente Luis Inácio ‘Lula’ da Silva inauguró, junto al expresidente Ricardo Martinelli, la cinta costera 2 el 20 de mayo de 2011, proyecto de Constructora Norberto Odebrecht. Junto a Lula, André Rabello, de Odebrecht Panamá. Expandir Imagen
El expresidente Luis Inácio ‘Lula’ da Silva inauguró, junto al expresidente Ricardo Martinelli, la cinta costera 2 el 20 de mayo de 2011, proyecto de Constructora Norberto Odebrecht. Junto a Lula, André Rabello, de Odebrecht Panamá. LA PRENSA/Archivo

Además de los 59 millones de dólares en coimas que la empresa Odebrecht ha reconocido haber pagado a funcionarios panameños, ahora se suman otros 16 millones de dólares “donados” por la misma compañía brasileña a la fracasada campaña presidencial del excandidato J osé Domingo Mimito Arias, del partido Cambio Democrático (CD).

El hecho se conoció ayer, luego de que el Supremo Tribunal Federal de Brasil ordenó hacer públicas las delaciones premiadas de los esposos Mónica Moura y Joao Santana, pareja que manejó la campaña de Arias en 2013-2014, además de las de políticos de Brasil, Venezuela, República Dominicana y Angola, entre otras.

En total –señaló la pareja– el valor de la campaña de Arias se pactó en 21 millones de dólares, de los cuales Odebrecht pagaría más del 75%, o el equivalente de 16 millones de dólares.

LULA, EL INTERMEDIARIO

Mónica Moura abordó el tema de la campaña de Arias en unos 48 minutos de declaraciones. Comenzó relatando que André Rabello –el director de Odebrecht en Panamá– la llamó por teléfono para solicitarle que hicieran “la campaña del presidente [Ricardo] Martinelli en Panamá”.

Luego, añadió que en la ceremonia de toma de posesión del presidente de República Dominicana –en la que no se indica fecha– Martinelli le insistió en el asunto de “hacer la campaña [electoral] de su sucesor”.

Pero Santana no se mostró interesado. Él “no quería hacer esta campaña por falta de tiempo y de afinidad política”, señala la delación. Fue entonces que el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva intervino.

Lula y Martinelli –en compañía de Rabello– habían hecho buenas migas en Panamá, cuando el 20 de mayo de 2011 Lula fue invitado por Odebrecht a la inauguración de la cinta costera 2. Ese día, Martinelli redactó en su cuenta de Twitter: “qué interesante es conversar y aprender del expresidente Lula”.

Y lo que no pudo Martinelli, lo logró Lula. Su intermediación la solicitó nada menos que el padre de Marcelo Odebrecht, expresidente de la empresa. Emilio Odebrecht instó a Lula a visitar Polis, la empresa de Santana –conocido entonces como el fabricante de presidentes–, a fin de disuadirlo para que aceptara dirigir la campaña del candidato Mimito Arias.

MOURA, LA NEGOCIADORA

Aceptado el negocio, quedó pendiente el costo. La esposa de Santana –Mónica Moura– se encargó de la negociación, que no fue con Mimito Arias, sino con el propio Martinelli, por entonces presidente de CD, en una reunión en la que estuvo presente André Rabello, quien ejecutaba obras adjudicadas por el gobierno de Martinelli.

Según los documentos, “el valor total de la campaña fue de 21 millones de dólares”.

Las delaciones premiadas de Mónica Moura y Joao Santana revelan los detalles de cómo Odebrecht y Ricardo Martinelli planificaron juntos el financiamiento de la fallida campaña de José Domingo ‘Mimito’ Arias en 2014, por el partido Cambio Democrático. Supremo Tribunal Federal de Brasil Expandir Imagen
Las delaciones premiadas de Mónica Moura y Joao Santana revelan los detalles de cómo Odebrecht y Ricardo Martinelli planificaron juntos el financiamiento de la fallida campaña de José Domingo ‘Mimito’ Arias en 2014, por el partido Cambio Democrático. Supremo Tribunal Federal de Brasil

“Martinelli confirmó que la cuantía podría ser pagada, desde que Mónica [Moura] aceptara recibir valores por fuera, a través de pagos que serían hechos por Odebrecht”, relató la publicista.

En otras palabras, el costo de la campaña de Arias tendría un valor oficial, que sería el reportado al Tribunal Electoral, y otro no oficial, que es el que propuso Martinelli a Moura con “aceptar recibir valores por fuera”.

“En esa ocasión, inclusive, el presidente Martinelli informó a Mónica Moura que ya había negociado con André Rabello, ejecutivo de la empresa Odebrecht en Panamá, que pagaría gran parte de los valores de la campaña –valores no oficiales–, con miras a que los [valores] oficiales serían pagados por el partido [CD] y por el gobierno”, precisó la delatora.

ODEBRECHT, EL DONANTE

De los 21 millones de dólares que era el costo de la campaña de Arias, 4.5 millones de dólares fueron pagados por CD y “agencias de propaganda que atendían al gobierno, cubriendo trabajos, efectivamente hechos, de publicidad del gobierno Martinelli, con efecto electoral sobre la campaña”.

Los primeros 500 mil dólares “fueron entregados a Mónica Moura por el propio presidente Martinelli, directamente en su oficina en el Palacio de las Garzas”.

Los 4 millones de dólares restantes se pagarían mediante contratos firmados por Rómulo Roux  y Mario Miller, en representación de CD, así como por una agencia de publicidad que pagaría a los esposos Santana-Moura, no de su peculio, sino de una “fuente de pago original” no precisado.

Los restantes 16 millones de dólares serían pagados por Odebrecht, aunque al final quedó debiendo 5 millones de dólares. No obstante, el esquema de pagos incluía dinero en efectivo que entregaría André Rabello en Panamá; 4.4 millones de dólares fueron pagados por una offshore ( Isagon) aparentemente controlada por Odebrecht en Perú.

Esta empresa es parte de un conglomerado peruano que prestó servicios financieros a Odebrecht. El sitio periodístico IDL Reporteros publicó que entre octubre de 2013 y julio de 2014, el conglomerado giró 4.4 millones de dólares a una compañía de República Dominicana.

Isagon se constituyó en 2006. Sus actividades van desde el desarrollo inmobiliario hasta la prestación de servicios funerarios. La compañía poseía una cuenta en Credicorp Bank, donde Odebrecht controlaba también cuentas, como las de Constructora Internacional del Sur. En Perú, el Ministerio Público investiga estas empresas por lavado de activos.

El pago de Odebrecht de la campaña de Arias también incluía dinero en efectivo que entregaría Fernando Migliaccio, operador financiero de la empresa brasileña, y depósitos a cuentas bancarias de la sociedad Shellbill, que controlaba Santana.

(Esta es una publicación realizada en conjunto con IDL-Reporteros).

Panamá investiga el caso

La Fiscalía Especial Anticorrupción para el caso Odebrecht informó ayer que los esposos Mónica Moura y Joao Santana son investigados desde 2015.
Según un comunicado del Ministerio Público (MP), por este caso “se han aprehendido 10 millones de dólares a una cuenta registrada a nombre de una empresa constructora brasileña; 485 mil 212.09 dólares a una cuenta registrada de un gerente de esa empresa; 3 millones 219,768.51 en una cuenta registrada (de valores fija); 10 mil 766.64 dólares a cuenta registrada a nombre de ese mismo gerente”.


Añade que se han emitido dos resoluciones de indagatoria por delitos contra el orden económico y la administración pública contra ocho personas nacionales y extranjeras, y se han solicitado cinco asistencias a Brasil, de las cuales, tres están vinculadas a Moura, Santana, Fernando Migliaccio, Luiz Eduardo da Rocha Soares. El MP incorporará unas seis delaciones en las que se menciona a Panamá. 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter