revisión educativa

Evaluación, el camino para mejorar la educación pública

El instrumento busca que los actores conozcan cómo están desarrollando su labor para que puedan mejorar en beneficio de los estudiantes.

Temas:

El Ministerio de Educación prepara la matriz de evaluación de los diferentes actores del sistema educativo panameño, un trabajo que realiza de la mano de un consorcio de universidades nacionales. El Ministerio de Educación prepara la matriz de evaluación de los diferentes actores del sistema educativo panameño, un trabajo que realiza de la mano de un consorcio de universidades nacionales. Expandir Imagen
El Ministerio de Educación prepara la matriz de evaluación de los diferentes actores del sistema educativo panameño, un trabajo que realiza de la mano de un consorcio de universidades nacionales. Archivo

El Ministerio de Educación (Meduca) trabaja en la evaluación educativa, como mecanismo para mejorar la calidad de la enseñanza pública.

De hecho, la implementación de este instrumento de evaluación es el punto número uno de los objetivos específicos del diálogo Compromiso Nacional por la Educación, que dice: “asegurar la implementación de un diseño curricular y de evaluación que asegure a los estudiantes capacidad crítica, autocrítica, analítica y para resolver problemas y conflictos, promoviendo su estabilidad emocional y su inserción personal, escolar y social”.

No obstante, a diferencia de otros países de la región, este proceso no parte de cero, pues, por más de 50 años, los docentes han usado un instrumento de evaluación e incluso los directores tienen una matriz de seis puntos para calificar su trabajo.

La directora de Evaluación del Meduca, Gina Garcés, explicó que el nuevo sistema busca “identificar las fortalezas y las debilidades de todos los actores del proceso escolar para garantizar su formación continua”.

Entre las novedades de este sistema estará comenzar a medir a los supervisores y directores regionales de educación, mientras en el caso de los docentes los dotarán de herramientas que garanticen logros en el aprendizaje de los alumnos.

Garcés aclaró que no se trata de un “instrumento punitivo para sacarlos del sistema educativo”, sino, por el contrario, para medir de manera científica y profesional los aspectos que se deben mejorar.

Para realizar este trabajo, Garcés explicó que el Meduca trabaja con un consorcio conformado por la Universidad Especializada de las Américas (Udelas), la Universidad Latina, ISAE Universidad y la Universidad Metropolitana de Educación, Ciencia y Tecnología.

El representante de Udelas en el consorcio, Lucas Rodríguez, señaló que para trabajar en el nuevo modelo de evaluación revisaron la experiencia internacional que existía en esta materia y encontraron que, al igual que en Panamá, los supervisores no se medían y el trabajo con los directores era de los últimos 10 años.

Rodríguez indicó que tras investigar lo que existía en otras regiones, comenzaron a trabajar el modelo que desean para el país, el cual contempla una estructura básica para todos los actores del sistema educativo, en el que participan todos los niveles jerárquicos de cada área.

Citó, por ejemplo, que un supervisor regional de Educación puede ser evaluado por un director Regional de Educación como superior jerárquico, pero también lo puede hacer un director escolar.

Agregó que en el caso de los directores escolares y supervisores, la matriz de evaluación está bastante adelantada y actualmente trabajan en la creación de los indicadores para comenzar a validarla en mayo próximo, mientras que la de los docentes debe estar lista este año, para validarla en 2018.

Rodríguez indicó que comenzarán a revisar el instrumento con los supervisores y directores, porque son menos que los docentes.

Se trata de 430 supervisores y 3 mil directores de escuelas. Los docentes superan los 45 mil.

Como parte del proceso se identificaron los criterios, áreas y líneas de acción a desarrollar, entre ellas, la administrativa, pedagógica, desarrollo profesional y vinculación social, las últimas dirigidas a la formación y proyección en la comunidad, expresó Rodríguez.

Por su parte, Nivia Rossana Castrellón, de Unidos por la Educación, dijo que la evaluación de los actores del proceso educativo es “indispensable”.

Castrellón indicó que este proceso es parte de los acuerdos suscritos en el Compromiso Nacional por la Educación, que apunta a la obligación de tomar decisiones con “data dura”, y la única manera de lograrlo es con evaluación constante de los actores.

Aseguró que, en el caso particular de Panamá, es evidente esta necesidad cuando se analiza el puntaje obtenido por el país en pruebas como el Tercer Estudio Regional Comparativo y se correlaciona con el Producto Interno Bruto per cápita, que demuestra un rendimiento similar a países como Nicaragua y Honduras, cuyo Producto Interno Bruto per cápita es mucho menor; es decir, que existen pistas de que hay un problema serio en cuanto a la tasa de retorno sobre la inversión educativa.

En tanto, el exministro de Educación Miguel Ángel Cañizales indicó que el sistema de evaluación debe abarcar a todos los actores del sistema, es decir, los alumnos, profesores y trabajadores administrativos.

Cañizales señaló que lo importante de la evaluación es tener un plan de mejoramiento, cuando se identifiquen las fortalezas y las debilidades a partir de la evaluación.

Así mismo, calificó de positivo este esfuerzo que realiza el Meduca, aunque opinó que debe ser ampliado a todo el sistema.

“El destino nos alcanzó y debemos acelerar el proceso, porque hay una deuda histórica que pagar por la falta de evaluación y calidad de la educación”, concluyó el exministro.

Finalmente, el secretario de la Asociación de Profesores de la República de Panamá, Diógenes Sánchez, indicó que los grupos magisteriales están de acuerdo con la evaluación siempre que esta no se convierta en un “sistema para castigar”, porque mejorar la calidad de la educación no depende solo de los docentes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter