Ensayo nuclear

Corea del Norte califica como ‘despiadadas’ sanciones de la ONU

El gobierno de Pionyang advirtió tras las medidas del Consejo de Seguridad de que Estados Unidos ‘sufrirá el mayor dolor en su historia’.

Temas:

El régimen norcoreano aseguró que Corea del Norte también tomará medidas ante las sanciones. El régimen norcoreano aseguró que Corea del Norte también tomará medidas ante las sanciones. Expandir Imagen
El régimen norcoreano aseguró que Corea del Norte también tomará medidas ante las sanciones.

Corea del Norte denunció ayer las “despiadadas” sanciones impuestas a instancias de Washington por el Consejo de Seguridad de la ONU tras su último ensayo nuclear y amenazó con infligir el “mayor dolor” a Estados Unidos.

“Las próximas medidas de la RPDC [República Popular Democrática de Corea, el nombre oficial de Corea del Norte ] infligirán a Estados Unidos el mayor dolor que jamás hayan conocido en su historia”, declaró el embajador norcoreano Tae Song Han ante la conferencia de desarme en Ginebra. “La RPDC está dispuesta a hacer uso de todos los medios”, advirtió.

Calificando las nuevas sanciones de “más despiadadas”, subrayó que su delegación “rechaza categóricamente la última resolución” del Consejo de Seguridad.

“La adopción de esta resolución (...) es una manifestación extrema de la voluntad estadounidense de eliminar a cualquier precio el sistema ideológico y social de la RPDC y sus habitantes”, prosiguió.

Asimismo, acusó a Washington de que “en lugar de hacer un análisis racional (...) está obsesionado con el desarrollo de la fuerza nuclear de la RPDC”, y que “ni las sanciones ni las presiones impedirán a la RPDC marchar hacia adelante”.

En cambio, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ayer que las últimas sanciones de la ONU contra Corea del Norte fueron solo un paso pequeño y nada comparado con lo que tendría que pasar para lidiar con el programa nuclear del país asiático.

Por su parte, la Unión Europea pondrá en marcha las sanciones decretadas por Naciones Unidas contra Corea del Norte por su ensayo nuclear, al tiempo que estudia otras medidas adicionales, indicó ayer la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini .

“Aplicaremos las sanciones de la ONU, tal y como siempre hemos hecho en el pasado”, declaró Mogherini ante el pleno de la Eurocámara en Estrasburgo. “Trabajaremos para asegurarnos de que todos nuestros socios internacionales hagan lo mismo”, agregó.

Mogherini reiteró la voluntad de la UE de estudiar “sanciones adicionales” para “presionar al máximo a Corea del Norte”, tal y como decidieron la semana pasada los cancilleres europeos reunidos en la capital de Estonia, Tallin. La UE ya aplica una larga lista de sanciones dictadas por la ONU o por el propio bloque.

Entre las nuevas medidas, los europeos podrían expulsar a los trabajadores norcoreanos desplazados en suelo europeo.

“Las sanciones no son un fin en sí mismo, sino una herramienta para abrir el camino al inicio de un proceso político”, agregó la jefa de la diplomacia europea, para quien el objetivo de una península de Corea sin armas nucleares “solo puede alcanzarse por medios diplomáticos y políticos”.

Los 28 tienen previsto aprobar el jueves durante una reunión del Consejo de la UE una serie de sanciones decretadas por la ONU a principios de agosto, tras el lanzamiento de un misil balístico intercontinental por Corea del Norte.

Esta octava serie de medidas, aprobadas por China y Rusia, los apoyos más cercanos de Corea del Norte, tiene por objetivo penalizar a este país por su prueba nuclear del 3 de septiembre.

A través de las sanciones, cada vez más severas, la ONU espera que Pionyang negocie su programa nuclear y balístico. Las sanciones prohíben las exportaciones textiles y restringen el suministro en petróleo y gas.

Un mes atrás, la ONU adoptó otro paquete de medidas que vetaba las exportaciones norcoreanas de carbón, hierro, pescado y mariscos, tras el lanzamiento de un misil de medio alcance que sobrevoló Japón.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter