Impuesto de inmuebles

Reforzarán gestión de cobro

Los contribuyentes que tengan saldos morosos acumulados tendrán que hacer frente a esas deudas incluso con el cambio de tarifas.

Detalles de la reforma al impuesto

Temas:

El ministro Dulcidio De La Guardia presentó ayer ante el pleno de la Asamblea Nacional el proyecto de ley que contempla el nuevo impuesto de inmuebles. El ministro Dulcidio De La Guardia presentó ayer ante el pleno de la Asamblea Nacional el proyecto de ley que contempla el nuevo impuesto de inmuebles. Expandir Imagen
El ministro Dulcidio De La Guardia presentó ayer ante el pleno de la Asamblea Nacional el proyecto de ley que contempla el nuevo impuesto de inmuebles. Tomado de Twitter

La rebaja en las tarifas del impuesto de inmuebles a partir de 2019 será compensada con la eliminación de exoneraciones, lo que ampliará la base de contribuyentes que deberán pagar el impuesto.

El ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia, dijo que la reforma propuesta pretende enfocar los incentivos en las familias y no en determinados sectores o grupos económicos.

Otro de sus objetivos es “eliminar las distorsiones que existían en el impuesto de inmuebles para hacer que sea racional y comparable a lo que sucede en la mayor parte de países de América Latina, donde la tasa es más baja, pero no hay exoneraciones”.

Unas tarifas más bajas harán que el pago del impuesto sea más accesible. Pero también exigirá a la administración tributaria una mejor gestión para evitar la acumulación de cuentas morosas.

De La Guardia, que presentó ayer ante el pleno de la Asamblea Nacional el proyecto de ley que contempla el nuevo impuesto de inmuebles, dijo que se van a hacer reformas administrativas “para hacer más efectivo el cobro del impuesto, como lo hemos hecho en segmentos como el impuesto de transferencia de bienes muebles y servicios (Itbms). Esperamos tener un enlace automático entre la Autoridad Nacional de Tierras y el Registro Público para que se capturen las transacciones de propiedades en el Registro Público”.

Actualmente, según la Dirección General de Ingresos (DGI), existen 1.7 millones de fincas en el país, de las que solamente un 20% mantiene al día el pago del impuesto de inmueble.

Las propiedades que tengan deudas acumuladas con las tarifas vigentes tendrán que saldar esos compromisos si quieren obtener el paz y salvo necesario, por ejemplo, para vender una propiedad.

“Mientras el régimen tributario esté vigente seguirán teniendo que pagar según las tarifas vigentes. En el año 2019 tendrán una nueva tasa, pero hacia atrás tendrán que haber pagado lo que correspondía de acuerdo con las leyes vigentes, tal como sucede con cualquier cambio tributario”.

RENTA SUSTITUTA

Toda iniciativa legal que suponga una rebaja en la recaudación del Estado debe proponer una renta sustituta, es decir, una fuente de ingresos alternativa.

Según el régimen actual, las propiedades están exentas de pagar el impuesto de inmuebles sobre las mejoras por 5, 10 o 20 años, dependiendo del valor de las mejoras.

Las propiedades que no poseen este tipo de exención tienen exonerados los primeros $30,000 y sobre el excedente pagan de acuerdo con una tarifa progresiva. ( ver infografía)

Reforzarán gestión de cobro Expandir Imagen
Reforzarán gestión de cobro

La reforma plantea que a partir de 2019 no se concederán más exenciones totales al pago del impuesto por 5, 10 y 20 años. No obstante, cualquier propiedad que sea la vivienda familiar y tenga un valor inferior a $120,000 no tendrá que pagar impuesto.

Según la DGI, actualmente hay exoneradas propiedades con un valor conjunto de $20,220 millones.

De La Guardia apuntó que cada año vencen exoneraciones por un valor de $370 millones. Esas propiedades se irán incorporando como contribuyentes y su aporte en el impuesto compensará la rebaja en las tarifas.

En 2016, el impuesto de inmuebles generó $168.4 millones, mientras que en la primera mitad de 2017 se han recaudado $75.9 millones.

Los ingresos generados por el impuesto de inmuebles se transfieren a los municipios del país como parte del programa de descentralización de las administraciones públicas.

Detalles de la reforma al impuesto

Enfoque. El Ministerio de Economía y Finanzas acaba de dar a conocer un proyecto de ley que modifica el impuesto de inmuebles y que ha causado revuelo y diferentes emociones en el público en general, sean o no propietarios de propiedades inmobiliarias.

En general, cumple con las expectativas de disminuir las tarifas del impuesto de inmuebles y, con ello, darle tranquilidad a la población que injustamente fue alarmada con eso de la “confiscación de bienes”. Los aspectos más relevantes son:

1- Se aumenta el tramo exonerado del mismo impuesto a $120 mil para toda propiedad que constituya la vivienda principal de la persona, reafirmando el aspecto social como elemento importante de este tributo.

2- Se disminuyen las tarifas del impuesto para beneficio de todos los propietarios de bienes inmuebles.

3– Nace la figura del Patrimonio Familiar Tributario como fórmula para exonerar y proteger el patrimonio inmobiliario familiar.

4– Se crean dos diferentes tarifas: una para los bienes residenciales incorporados al Patrimonio Familiar Tributario y otra para los demás bienes inmuebles.

4.- Se exonera la vivienda principal y permanente de una propiedad a nombre de una persona con discapacidad, siempre que su valor no sea superior a $250 mil.

5- Se eliminan ciertas exoneraciones para intentar compensar la disminución de la recaudación de dicho impuesto y mantener la dinámica de los municipios de acuerdo con la Ley de Descentralización.

6– Elimina la posibilidad de avalúos de oficio para propiedades incorporadas al Patrimonio Familiar Tributario.

El autor es consultor fiscal

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter