ESTADOS UNIDOS

Minoristas rechazan impuesto fronterizo

Temas:

Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes. Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes. Expandir Imagen
Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes.

Después de meses de incertidumbre sobre un impuesto ajustado a la frontera, los presidentes ejecutivos del sector minorista de Estados Unidos están renovando esfuerzos para matar la idea.

Ejecutivos planean realizar una reunión con el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, para reforzar su oposición a la política fiscal, que es una pieza central de la agenda del presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan.

El plan de Ryan reemplazaría el actual impuesto sobre la renta de las empresas con un gravamen de 20% sobre las ventas e importaciones internas de las compañías estadounidenses. Se excluirían las exportaciones.

El grupo de 10 personas, que se reunirá con Mnuchin, incluye a presidentes ejecutivos tanto de empresas minoristas como de productos de consumo, según Brian Dodge, subdirector ejecutivo sénior de asuntos públicos de la Asociación de Líderes de la Industria Minorista.

La lista incluye la cadena de tiendas por departamentos JC Penney, Co., el fabricante de ropa VF, Corp. y el productor de baterías Energizer Holdings Inc., dijo.

Los presidentes ejecutivos del sector minorista llevaron la lucha por descarrilar el impuesto fronterizo, directamente al presidente Donald Trump durante una reunión de febrero en la Casa Blanca.

El presidente no incluyó el concepto en un esquema de una página de un plan fiscal que la Casa Blanca publicó el mes pasado, y los republicanos del Senado han sido reacios a la medida, que los críticos dicen que golpearía a los consumidores con precios más altos.

A las empresas industriales y otros exportadores, por su parte, les gusta la idea. Dicen que impulsaría la inversión en EU y que sería el mejor camino a una revisión más amplia de impuestos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter