IMPRESIÓN INDUSTRIAL

General Electric redobla su apuesta

La empresa compite con Siemens AG y United Technologies Corp., que también integran impresoras avanzadas en sus operaciones.

Temas:

El mercado mundial de impresoras y materiales industriales 3D creció un 17% el año pasado. El mercado mundial de impresoras y materiales industriales 3D creció un 17% el año pasado. Expandir Imagen
El mercado mundial de impresoras y materiales industriales 3D creció un 17% el año pasado.

General Electric Co. (GE) sacudió el mercado de las impresoras 3D el año pasado al invertir más de $1,000 millones en dos adquisiciones. Y esto puede ser solo el comienzo.

El gigante de la fabricación está sopesando compras adicionales para expandir este negocio de rápido crecimiento, dijo David Joyce, vicepresidente de GE encargado de la impresión tridimensional.

Esta tecnología floreciente se está convirtiendo en una nueva línea de productos, así como un componente central de la campaña de GE para modernizar sus operaciones de fabricación, aumentar la productividad y remodelar cómo se produce todo, desde locomotoras a escáneres médicos y motores a reacción.

En el proceso, GE está compitiendo para vencer a rivales como Siemens AG y United Technologies Corp., que también integran impresoras avanzadas en sus operaciones.

Los movimientos se producen en momentos en que la manufactura es objeto de mayor atención tras asumir la presidencia de Estados Unidos Donald Trump, quien se ha comprometido a revitalizar el sector y revertir décadas de pérdidas de empleo. Si bien la tecnología 3D podría ayudar a traer de vuelta fábricas, es poco probable que haga lo mismo para los trabajadores fabriles.

La capacidad de imprimir piezas complejas es “una de las innovaciones más desestabilizadoras que he visto en el espacio de fabricación en mis 37 años aquí”, dijo Joyce en una entrevista en su oficina en Cincinnati.

Como director general de GE Aviation, está ayudando a la adopción de la tecnología 3D dentro de la empresa mediante la incorporación de piezas impresas en los motores a reacción. “La fabricación está pasando por un renacimiento”, añadió.

La impresión industrial en 3D, también conocida como fabricación de aditivos, utiliza láseres y otras tecnologías para fundir capas ultrafinas de material como polvo metálico o polímeros, construyendo partes desde abajo hacia arriba.

En pocas horas, una máquina puede fabricar componentes complejos que de otro modo serían difíciles o imposibles de hacer. Si bien el proceso se ha utilizado para construir prototipos rápidos, la integración en la manufactura a gran escala ha sido limitada por cuestiones de materiales y costos.

NUEVAS APLICACIONES

GE ampliará su negocio de impresión en 3D a través de una combinación de adquisiciones y crecimiento orgánico, dijo Joyce sin nombrar objetivos potenciales.

Las acciones de varios fabricantes de aditivos han avanzado recientemente gracias al creciente interés de los inversionistas en la tecnología. Stratasys Ltd. subió 45% este año hasta el miércoles, mientras que 3D Systems Corp. avanzó 15%.

Nuevas aplicaciones están surgiendo y el dinámico ingreso de GE en el mercado puede conducir a una adopción más rápida de las máquinas en todo el sector fabril.

El mercado mundial de impresoras y materiales industriales 3D creció un 17% el año pasado, a $6 mil 60 millones, según datos de Wohlers Associates Inc. La firma de investigación proyecta que el mercado se expandirá a $26 mil 200 millones para 2022.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter