Finalizan restauración del edículo del Santo Sepulcro en Jerusalén

A dos días de su presentación pública, la cúpula y el Edículo que protegen la Tumba de Jesucristo, en Jerusalén, aparecen como nuevos tras diez meses de restauración que sirvieron para recuperar el lugar más sagrado del Cristianismo.  A dos días de su presentación pública, la cúpula y el Edículo que protegen la Tumba de Jesucristo, en Jerusalén, aparecen como nuevos tras diez meses de restauración que sirvieron para recuperar el lugar más sagrado del Cristianismo. Expandir Imagen
A dos días de su presentación pública, la cúpula y el Edículo que protegen la Tumba de Jesucristo, en Jerusalén, aparecen como nuevos tras diez meses de restauración que sirvieron para recuperar el lugar más sagrado del Cristianismo. Jerusalem, Israel/AP / Sebastián Scheiner
Los trabajos consistieron en una limpieza pormenorizada de las láminas de mármol que cubrían el Edículo y en reforzar su estabilidad para que garantice la protección de la cueva con el lecho. Los trabajos consistieron en una limpieza pormenorizada de las láminas de mármol que cubrían el Edículo y en reforzar su estabilidad para que garantice la protección de la cueva con el lecho. Expandir Imagen
Los trabajos consistieron en una limpieza pormenorizada de las láminas de mármol que cubrían el Edículo y en reforzar su estabilidad para que garantice la protección de la cueva con el lecho. Jerusalem, Israel/AP / Sebastián Scheiner
El Santo Sepulcro estuvo abierto durante todo el proceso de restauración y solo fue cerrado al público 36 horas, cuando se retiró la lápida que cubría la fosa original de Jesucristo, un hecho que no ocurría desde hace cinco siglos. El Santo Sepulcro estuvo abierto durante todo el proceso de restauración y solo fue cerrado al público 36 horas, cuando se retiró la lápida que cubría la fosa original de Jesucristo, un hecho que no ocurría desde hace cinco siglos. Expandir Imagen
El Santo Sepulcro estuvo abierto durante todo el proceso de restauración y solo fue cerrado al público 36 horas, cuando se retiró la lápida que cubría la fosa original de Jesucristo, un hecho que no ocurría desde hace cinco siglos. Jerusalem, Israel/AP / Sebastián Scheiner
A dos días de su presentación pública, la cúpula y el Edículo que protegen la Tumba de Jesucristo, en Jerusalén, aparecen como nuevos tras diez meses de restauración que sirvieron para recuperar el lugar más sagrado del Cristianismo.  A dos días de su presentación pública, la cúpula y el Edículo que protegen la Tumba de Jesucristo, en Jerusalén, aparecen como nuevos tras diez meses de restauración que sirvieron para recuperar el lugar más sagrado del Cristianismo. Expandir Imagen
A dos días de su presentación pública, la cúpula y el Edículo que protegen la Tumba de Jesucristo, en Jerusalén, aparecen como nuevos tras diez meses de restauración que sirvieron para recuperar el lugar más sagrado del Cristianismo. Jerusalem, Israel/AP / Sebastián Scheiner
A dos días de su presentación pública, la cúpula y el Edículo que protegen la Tumba de Jesucristo, en Jerusalén, aparecen como nuevos tras diez meses de restauración que sirvieron para recuperar el lugar más sagrado del Cristianismo.  A dos días de su presentación pública, la cúpula y el Edículo que protegen la Tumba de Jesucristo, en Jerusalén, aparecen como nuevos tras diez meses de restauración que sirvieron para recuperar el lugar más sagrado del Cristianismo. Expandir Imagen
A dos días de su presentación pública, la cúpula y el Edículo que protegen la Tumba de Jesucristo, en Jerusalén, aparecen como nuevos tras diez meses de restauración que sirvieron para recuperar el lugar más sagrado del Cristianismo. Jerusalem, Israel/AP / Sebastián Scheiner
A dos días de su presentación pública, la cúpula y el Edículo que protegen la Tumba de Jesucristo, en Jerusalén, aparecen como nuevos tras diez meses de restauración que sirvieron para recuperar el lugar más sagrado del Cristianismo.  A dos días de su presentación pública, la cúpula y el Edículo que protegen la Tumba de Jesucristo, en Jerusalén, aparecen como nuevos tras diez meses de restauración que sirvieron para recuperar el lugar más sagrado del Cristianismo. Expandir Imagen
A dos días de su presentación pública, la cúpula y el Edículo que protegen la Tumba de Jesucristo, en Jerusalén, aparecen como nuevos tras diez meses de restauración que sirvieron para recuperar el lugar más sagrado del Cristianismo. Jerusalem, Israel/AP / Sebastián Scheiner

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Visto Nuevo Comentado

Newsletter